Cuando comienzo a pensar mis palabras es imposible abstraerme de las imágenes que ellas traen a mi mente y como efecto dominó, no puedo dejar de saborear cada una de éstas.

Dedicaré estos comentarios al  exquisito destino culinario que es Rosarito, sobre todo al concepto de BAJAMED.

BajaMed se le denomina a una cocina fusión de Tijuana y otros lugares en Baja California,  que combinan los ingredientes típicos de la cocina mexicana, como el chicharrón y el queso Cotija, con los de las cocinas mediterráneas, como el aceite de olivo, y las asiáticas, como el limoncillo (hierba limón) y en el caso puntual de Rosarito, con la langosta. Los  platillos de la cocina BajaMed generalmente se sirven con un excelente vino del Valle de Guadalupe, fuente de jóvenes mostos, los cuales ya han ganado múltiples premios internacionales y que no sólo son para los refinados paladares de los conocedores, sino también tienen ese sabor alegre, chispeante para los iniciados en la enología.

Para un turista, probar los diferentes menús que nos dan los restaurantes de Rosarito es una innumerable mixtura de sabores y tendencias. Existe oferta culinaria con tendencias italianas, asiáticas, por ejemplo: Tacos de pescado a la tempura,  risotto con nopalitos y pulpo carbonizado o las cotizadas costillas bañadas en jarabe de higo sobre una salsa de mole negro.

En estos sabores, no pueden faltar los mexicanos; pero todos estos pasados por los sazones de los nuevos chefs, que como les comentaba, saben aplicarle diferentes aires que dan como resultado una fusión de nuevos sabores, mezcla de lo tradicional y lo nuevo. Probar una exquisita langosta, con el “frijol y tortilla de harina recién hecha” es un atractivo que solo puedes probar en este destino; además de disfrutarla acompañada por el hipnotizador murmullo del mar y un grupo de mariachis que a lo lejos canta una serenata que ha pedido  un coqueto americano que se ha enamorado fulminantemente de alguna guapa Cachanilla.

Dense el tiempo de disfrutar su viaje a Rosarito, viajen, disfruten de su recorrido, porque al llegar encontrarán una ciudad que sabe de sabores y  los atenderá como se lo merecen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *